Ecografía de las 20 semanas de embarazo

Imagen de una ecografía de 20 semanasLa ecografía de las 20 semanas se realiza cuando el embarazo se encuentra entre las 18-22 semanas. Esto significa que hemos llegado ya a la mitad de la gestación, un momento muy importante tanto para la madre como para el bebé. Por ello se realiza la ecografía morfológica o ecografía de las 20 semanas, que tiene como objetivo observar las diferentes partes de la anatomía del bebé y detectar posibles malformaciones.

Llegados a este punto, el bebé ya tiene todos sus principales órganos formados, mide en torno a 16-20 centímetros y pesa unos 250 gramos.

¿Qué se explora con la Ecografía de las 20 semanas?

El ginecólogo te echará un poco de gel conductor en la zona del abdomen, colocará el transductor del ecógrafo sobre tu piel y comenzará a evaluar al bebé en busca de malformaciones de forma minuciosa, sin saltar detalles por alto:

Presencia de anomalías fetales

Este es el objetivo principal de esta ecografía: detectar malformaciones en los diferentes órganos y aparatos. Algunos de los más importantes son:

  • Corazón: se explora para ver si presenta sus 4 cavidades (dos aurículas y dos ventrículos).
  • Riñones
  • Hígado
  • Estómago
  • Vértebras de la columna vertebral: se cuentan y se evalúa su forma y aspecto.
  • Dedos de las manos y pies: se cuentan todos porque si falta alguno puede significar que pueda existir otra alteración más grave junto a ésta.
  • Paladar: a veces existen fisuras que es importante detectar.
  • Huesos largos de brazos y piernas

Estimación de las medidas fetales

Se hace para determinar si el crecimiento está siendo el adecuado para el tiempo de gestación. Para ello se calcula dos parámetros y se valora si están compensados:

  • Circunferencia cefálica: son los centímetros que mide la cabeza del feto
  • Circunferencia del abdomen

 

Determinar la edad gestacional real

Con las medidas anteriores también se determina si efectivamente nos encontramos en la semana 20 del embarazo (y en consecuencia la fecha de probable parto) o si, por el contrario, ha habido un error en el cálculo de las semanas de gestación. Esto es un error bastante habitual porque muchas mujeres no conocen con exactitud la fecha de su última regla, entonces podemos pensar que nuestro bebé se está desarrollando más lento de lo normal, cuando esto no es verdad.

Valorar el bienestar fetal

Se tienen en cuenta varios parámetros como las características y localización de la placenta, cantidad de líquido amniótico que contiene, movimientos corporales y respiratorios del feto y el tono fetal.

Valoración del sexo del bebé

En la semana 20 del embarazo se puede visualizar con casi total seguridad el sexo del feto porque los órganos sexuales están lo suficientemente desarrollados como para apreciarse con claridad.

Si se detecta alguna anomalía, el ginecólogo deberá valorar su importancia y decidir si es necesario realizar más pruebas.

La duración de esta ecografía es de aproximadamente 15-30 minutos, dependiendo lo difícil o fácil que sea valorar algunas estructuras.

¿Qué tipo de Ecografía se suele realizar?

En la semana 20 se realiza normalmente una ecografía en 2D, aunque en centros privados es habitual que se acompañe de una ecografía en 3D o incluso una en 4D para que los padres vean a su hijo en movimiento en tiempo real.

Explicación de la ecografía de las 20 semanas

En los centros públicos lo habitual es realizar una ecografía en 2D y si se detecta alguna malformación o anomalía entonces se realiza una ecografía en 3D.

Te dejamos un enlace para ver las diferencias entre la ecografía 2D, 3D y 4D

¿Se necesita una preparación especial?

No se necesita ninguna preparación fuera de lo normal, lo único que se recomienda es no utilizar cremas hidratantes los 2 días antes de la prueba porque las grasas que contienen algunas de ellas pueden hacer que los ultrasonidos de la ecografía no penetren correctamente en la piel de la madre y no se visualice bien al feto.

¿Qué problemas no puede detectar la ecografía de las 20 semanas?

Esta ecografía, en presencia de un observador experto, puede detectar la mayoría de anomalías físicas, pero no puede detectar:

  • Enfermedades Hereditarias como la Fibrosis Quística o la Hemofilia
  • Alteraciones Cromosómicas como el Síndrome de Down

Con esto lo que queremos dejar claro es que una ecografía considerada normal no significa que el bebé no tenga ninguna alteración, pues las alteraciones que citamos antes no se pueden detectar con la ecografía.

Cuanto mayor sea la experiencia del ginecólogo o persona que maneje el ecógrafo y la calidad del mismo, mayores serán las posibilidades de detectar las malformaciones. El porcentaje de detección de malformaciones varía según el centro al que nos dirijamos, pero se suelen diagnosticar con la ecografía el 60 % de malformaciones fetales.

Como no queremos dar una imagen de pesimismo, sino que queremos mostrar la realidad de lo que puede detectar y lo que no la ecografía de la semana 20, os dejamos una tabla del porcentaje de detección de algunas malformaciones importantes:

Porcentajes de malformaciones que se detectan con la ecografía de las 20 semanasComo se puede ver en la imagen, las 5 primeras malformaciones tienen un porcentaje de detección de un 85 % o más; esto se debe a que son más fáciles de visualizar: una malformación en el cráneo o en la columna vertebral se ve más fácil que un defecto en el corazón.

En caso de detectarse una malformación en la ecografía de las 20 semanas, el ginecólogo deberá informar tanto a la madre como al padre de las consecuencias a corto y largo plazo, así como de las posibilidades de tratamiento, para que puedan tomar una decisión al respecto.

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo en las redes sociales para que más gente lo pueda ver: