Recomendaciones y consejos antes de una Ecografía

Si te vas a realizar una ecografía en los próximos días lo primero que debes es estar tranquila, es una técnica muy sencilla y que no hará daño a tu hijo porque utiliza ultrasonidos. En este artículo queremos citarte algunos consejos y recomendaciones antes de una ecografía para que sea todo un éxito y puedas ver a tu pequeño en todo su esplendor.

Imagen de una ecografía totalmente real

¿Cuáles son las recomendaciones antes de una ecografía?

Para realizar una ecografía no se necesita ninguna preparación especial, aunque se recomienda:

  • No usar crema hidratante los 3-4 días antes porque diversos estudios han demostrado que produce un ligero edema o hinchazón de la piel que hace que los ultrasonidos de la ecografía no se transmitan correctamente y las imágenes se vean peor.
  • ¿Quieres que tu hijo esté más activo y despierto durante la ecografía? Toma algo dulce, como chocolate o unos caramelos, 30 minutos antes del procedimiento. Diversos profesionales están de acuerdo que ayuda a fomentar su actividad.
  • Beber abundante agua los días previos a la ecografía para que el líquido amniótico este lo más claro posible
  • Si no te han dado ninguna recomendación al respecto, ve con la vejiga medio llena: en determinadas etapas del embarazo favorece la visualización del feto. En caso de necesitar vaciarla no hay problema, pero si necesitas tenerla llena y acabas de ir al baño hace poco tendrás que esperar.

¿Qué complicaciones nos podemos encontrar en la ecografía?

Imagen de bebe pensativoA veces la ecografía no sale todo lo bien que esperábamos; existen clínicas que si la calidad de las imágenes obtenidas no fue adecuada, hacen una segunda ecografía 4d sin coste alguno. Esto es un detalle importante a considerar porque, aunque hoy en día los ecógrafos han mejorado mucho y ofrecen gran calidad de imagen, siempre podemos tener mala suerte y no ver a nuestro bebé.

Las complicaciones más habituales que pueden dificultar la visualización en una ecografía son:

  • El feto puede estar dormido y no responder a estímulos como sonidos, luz, voz de la madre, tomar algo dulce, etc y si no conseguimos que se mueva habrá zonas de su cuerpo que no podremos ver en la ecografía.
  • En un embarazo de gemelos o trillizos puede ser complicado ver totalmente a ambos fetos porque se tapan entre ellos.
  • A medida que avanza el embarazo, el feto se coloca más abajo, hacia la zona de la pelvis de la madre, esto puede dificultar que, aunque se mueva, no podamos ver correctamente algunas zonas como sus pies o su espalda.

Con las 4 recomendaciones que te dimos anteriormente estamos seguros de que tu ecografía saldrá perfecta.

Si te ha gustado este artículo, por favor, compártelo en las redes sociales para que más gente lo pueda ver: